10 de febrero de 2011

Cronica del pájaro que da cuerda al mundo


Ése es el nombre de una de las novelas de Haruki Murakami y una de mis preferidas. Si tuviera que decir de qué va, no podría decirlo. Es una historia que mezcla realidad y fantasía, lo material con lo onírico, que parece que no avanza pero realmente se está entramando cada vez más para juntarse todo en el final. Llevas leídas 300 páginas y parece que no ha pasado nada pero no es así. Lo que sucede es cotidiano y a la vez pura fantasía. Es una de esas novelas que mientras que la lees siempre tienes la cara de póker pero que al acabarla te da pena por haberla finalizado, que con una sonrisa deseas que la historia siguiese. Un tocho de casi mil páginas que parece que nunca vas a terminar pero que no puedes dejar de leer, y antes de que te des cuenta estás en la última página. Te encariñas con el personaje principal, con los secundarios, con el pájaro-que-da-cuerda, con el bate de baseball y con el pozo. El estilo de escritura es cotidiano y a la vez es poético. Una obra muy singular, que aunque tiene el estilo del resto de novelas del mismo autor, es diferente a cualquier otra. En definitiva, un libro único que te deja marcado. Lo recomiendo encarecidamente, no te dejará indiferente.

A continuación un par de citas que he encontrado por ahí.

En la época en la que nos ha tocado vivir es imprescindible tener las ideas claras, y a los políticos se les exige el establecimiento de un consenso popular y nacional. La política sin ideología que tenemos en la actualidad convertirá al país en una especie de medusa enorme que oscila arrastrada por la marea. No me interesan ni los ideales ni las utopías. Simplemente estoy hablando de lo que debéis hacer, y lo que debéis hacer, cueste lo que cueste, debéis hacerlo. Para ello dispongo de un programa político preciso que, a tenor de los acontecimientos, iré perfilando a partir de ahora.

Las lágrimas goteaban produciendo ruido, una tras otra, en el círculo blanco del claro de luna y eran absorbidas por él. Las lágrimas, mientras caían, se bañaban en la luz de la luna y brillaban hermosas como un cristal. Y he visto que mi sombra también derramaba lágrimas. Incluso se veía, nítida, la sombra de las lágrimas. Señor pájaro-que-da-cuerda, ¿has visto alguna vez la sombra de una lágrima? La sombra de las lágrimas no es una sombra cualquiera. Es muy distinta. Viene de un mundo lejano especialmente para nuestros corazones. O tal vez no. Quizá las lágrimas que derrame la sombra son las auténticas y las que derramo yo son sólo la sombra.
En el comentario de Víctor Ramírez puedes encontrar la versión para e-reader. Si no tienes uno, siempre puedes leerlo en el ordenador.

2 comentarios:

Víctor Ramírez dijo...

Tremenda la segunda. Me da escalofríos la parte final:

"Quizá las lágrimas que derrame la sombra son las auténticas y las que derramo yo son sólo la sombra."

Por si alguno tiene algún e-reader o valor para leerlo todo en el ordenador ahí tenéis el link para descargarlo:

http://rapidshare.com/#!download|33tl3|311496501|Cr__nica_del_P__jaro_Que_Da_Cuerda_al_Mundo_._Haruki_Murakami.rar|2901

Waipy dijo...

La segunda cita es simplemente maravillosa. Gracias por el enlace, actualizo el post!

Tu opinión importa, deja un comentario.

No hoygans in da house, gracias

 
 
Licencia de Creative Commons
Está usted repostando Super by Waipy is licensed under a Creative Commons License.
Background design by bloodtears916.